¿Qué tipos de Purificadores de Aire existen en el mercado chileno?

Los equipos se diferencian principalmente en su tecnología de filtración y rendimiento

En cuanto a tecnología, destacamos 2 principales:

  1. Por muchos años se ha utilizado la filtración pasiva o mecánica, donde los clásicos filtros HEPA (High Efficiency Particle Arresting) compuestos de mallas de fibra de vidrio entrelazadas que atrapan el 99% de partículas de hasta 0,3 micras a través de 3 tipos de mecanismos (intercepción, impacto y difusión). Los fabricantes refieren su recambio cada 6 meses y recordar que su mecanismo de acción es sólo absorber, no eliminar. Suelen provocar mayor ruido al oponer resistencia al flujo de aire y perder rendimiento al acumular partículas. Reciente estudio demostró el crecimiento bacteriano dentro de estos filtros, por lo que es necesario investigar más al respecto. El estudio lo encuentras aquí https://www.nature.com/articles/s41598-020-63543-1. Existen equipos con HEPA y más pasos que detallamos al final.
  • Filtración activa electrónica, son los equipos que utilizan FILTROS ELÉCTRICOS donde las partículas se cargan en un electrodo generador y son desnaturalizadas y atrapadas en un electrodo recolector; pero el sistema que patentó Airodog es único. El alto voltaje y triple electrodos de la tecnología TPA de Airdog, genera un campo electromagnético que elimina las partículas biológicas de hasta 0,0146 micras y compuestos volátiles orgánicos, que son atrapadas sin vida en sus placas recolectoras lavables y reutilizables. No oponen resistencia al flujo de aire, por lo que su rendimiento se mantiene y el ruido es menor que usando filtros convencionales. Al final de su ciclo de limpieza llevan un filtro catalizador con carbono para reducir olores y gases. Airdog presenta certificaciones del California Air Resources Board y del Intertek que lo validan como Ozono Seguro.

Notas importantes:

  • Existen equipos con filtros HEPA que se les añaden más filtros o elementos, como ampolletas UV, ionizadores y  filtros de carbono
  • La filtración UV no existe, pues la UVC es un método de desinfección útil en grandes intensidades y sin personas cerca, pero no un filtro que atrape partículas, por lo tanto es un complemento. Sin embargo, su eficacia en purificadores portátiles se pone en dudas, ya que las ampolletas que utilizan los equipos son de baja intensidad, por lo que no asegura la eliminación de los componentes biológicos como virus, bacterias y hongos. La UV daña los plásticos y algunos purificadores con luz UV germicida tienen un caudal de aire muy bajo por lo que no limpian rápidamente el aire, siendo ineficientes para este propósito.
  • La adición de ionizadores en purificadores ha demostrado no tener beneficios en la eliminación de gérmenes y se debe exigir reporte que no libera ozono al ambiente.
  • Los filtros de carbono se añaden para disminuir olores y gases. Obviamente existen de distinta calidad y tamaño.
  • La foto oxidación catalítica, es una tecnología más nueva que oxida los contaminantes del aire y gérmenes por medio de un proceso químico. El problema de estos equipos es su bajo CADR o caudal de aire (m3/hr), por lo que su utilidad sería para espacios pequeños o demoran mucho tiempo en limpiar un ambiente, perdiendo eficiencia. Además requiere mantención con repuestos costosos.
  • Equipos generadores de Ozono no son recomendados por provocar daños a la salud.

En cuanto a rendimiento, los equipos se diferencian en su CADR (tasa de entrega de aire limpio por hora), que mide la eficiencia en determinados metros cuadrados de un Purificador de Aire. Esta información debe aparecer en las especificaciones del equipo.

La tasa de entrega de aire limpio por hora (CADR), es un estándar en la industria de Purificadores de Aire y fue definido por la Asociación independiente de Fabricantes de Electrodomésticos (AHAM) en los Estados Unidos. El valor que posee cada equipo debe ser certificado y verificado por un laboratorio independiente. Esto permite, asegurar a los consumidores, que un purificador de aire funcionará realmente para los m2 que indica el fabricante. Existe una capacidad sugerida y una ideal.

Por lo tanto, el CADR mide la RAPIDEZ DE LIMPIEZA de un Purificador de Aire, basándose en el espacio de la habitación y el volumen de aire limpio producido, puedes calcular la renovación de aire por hora (ACH air changes per hour).

Por ejemplo, si un purificador de aire tiene un CADR de 340 m3/hr (Airdog X5), tu oficina tiene 70 mts2 y la altura de la habitación es 2.40 mts, el cálculo de renovación de aire limpio por hora se calcula de la siguiente manera:

340/(70 x 2.4) = 2 por lo que cada 30 minutos tienes un aire completamente limpio en la oficina.

Muchas empresas sobre estiman la real capacidad del equipo y entregan información discutible sobre los metros cuadrados que abarca, encontrando equipos con CADR de 100m3/hr y capacidad de 40 o hasta 60mts2. No te dejes llevar por lo que dice un catálogo y solicita las especificaciones para revisar su CADR. No sirve de nada un equipo que limpie 1 vez el aire en 60 minutos, es totalmente ineficiente. Por último existen otras cualidades que presentan ciertos equipos, como ahorro energético, modo automático, sensor de partículas, APP y lo más relevante, la certificación o reportes de importantes organismos a nivel mundial que validen el uso seguro del equipo.

Compartir esta publicación

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras Entradas de interés