Los contaminantes del aire propagan el coronavirus y otros tipos de gérmenes

Según Francesca Dominici, una profesora de bioestadística de Harvard dijo: “Si te estás poniendo COVID-19, y has estado respirando aire contaminado, es realmente como poner gasolina en el fuego.”

Un estudio publicado en Environmental Pollution, investigadores de la Universidad de Aarhus en Dinamarca y de la Universidad de Siena en Italia encontraron una clara correlación entre la contaminación del aire y las tasas de mortalidad por COVID-19 en Italia. Los autores del estudio en Environmental Pollution encontraron una variación significativa en la mortalidad del virus, dependiendo de la geografía, con regiones del norte como Lombardía y Emilia-Romaña viendo una tasa de mortalidad de alrededor del 12%, mientras que el resto de Italia tenía una tasa de letalidad de alrededor del 4,5%. Mientras tanto, una nueva investigación publicada en la revista Science of the Total Environment muestra que casi el 80% de las muertes en cuatro países: Italia, España, Francia y Alemania, se produjeron en las regiones más contaminadas.

Como el COVID-19 ataca a través de las vías respiratorias y tiene como objetivo los pulmones, tiene sentido que las tasas de mortalidad sean más altas en lugares con una mala calidad de aire. Aunque una mayor contaminación del aire se asocia típicamente con ciudades más densamente pobladas, la contaminación del aire está en todas partes en diversos grados y es mayor en espacios cerrados con inadecuada ventilación. Las partículas contaminantes, conocidas como PM2.5, penetran profundamente en el cuerpo humano, aumentando las complicaciones en los pacientes con coronavirus. El dióxido de nitrógeno, un contaminante producido por los vehículos diesel, se ha relacionado desde hace tiempo con el daño pulmonar, y la exposición a largo plazo al contaminante puede ser un contribuyente clave en la fatalidad de COVID-19. Basándonos en la investigación anterior, deberíamos hacer todo lo posible para mantener nuestro espacio aéreo inmediato tan limpio como sea posible, especialmente en el interior. Usar un sistema de purificación de aire en espacios cerrados, abrir las ventanas para obtener una buena circulación o combinar sistemas de aire acondicionados con purificadores de aire, son buenos consejos para este propósito.

Compartir esta publicación

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras Entradas de interés